La Nanotecnología y sus Aplicaciones para la Salud

Entre los avances tecnológicos que nos vamos encontrando con respecto a la salud, uno de los más esperanzadores es el relacionado con las aplicaciones de la nanotecnología en su uso para mejorar los procedimientos de diagnóstico, prevención y tratamiento de posibles complicaciones de salud en los pacientes.

¿Qué es la Nanotecnología?

Cuando hablamos de nanotecnología, nos referimos a la ciencia que estudia materiales a nivel de moléculas subatómicas.

Como decíamos, esta ciencia tiene un gran potencial con respecto al cuidado de la salud. Puede abarcar desde el diagnóstico preciso de enfermedades, hasta la administración de los fármacos necesarios para tratar la, pasando por la administración de vacunas a través de métodos como aerosoles o parches para prevenir dichas enfermedades.

Esta tecnología trabaja manipulando partículas de tamaño menor a 100 nanómetros (recordemos que un nanometro corresponde a una mil millonésima parte de un metro). Por lo tanto su foco de atención se centra en el desarrollo de materiales o dispositivos de este tamaño.

Obviamente se trata de partículas que se escapan a la vista del ojo humano y hay que estudiarlas mediante microscopio. A estas escalas las partículas tienen una física y química muy diferente de las que estamos acostumbrados a experimentar.

¿Cómo podría ayudar a la Salud?

Un ejemplo muy característico de la aplicación de la nanotecnología en el ámbito de la medicina podría verse en la aplicación de fármacos. Esta tecnología permitiría administrar los fármacos en áreas específicas a tratar con una mayor precisión. De esta manera se conseguiría administrar una cantidad de fármaco exacta en una zona concreta, logrando que el cuerpo absorba toda la cantidad suministrada en el punto exacto y reduciendo la dosis requerida.

Entre las enfermedades que podrían tratarse mediante la nanomedicina (nanotecnología aplicada a la medicina) encontramos algunas enfermedades infecciosas como el VIH y la tuberculosis.

El cáncer podría ser otra de las enfermedades para las que la nanotecnología podría ser de gran utilidad. Los recursos de esta ciencia serían capaces de suprimir el metabolismo de las células cancerígenas y así se podría detener y eliminar un posible tumor.

El procedimiento sería tan exacto que se conseguiría eliminar las células tumorales y dejar intactas las células sanas que se encuentran a su alrededor.

Pero no solo hablamos del tratamiento sino de la detección temprana, ya que se podrían realizar resonancias en miniatura tan exhaustivas que se podrían detectar células cancerígenas en muestras biológicas minúsculas.

Expectativas de la Nanotecnología en la Salud

Todavía toca esperar a que la nanotecnología se haga un hueco importante en el ámbito de la salud y en la sociedad en general.

La nanotecnología en sus aplicaciones de salud requiere mucha investigación por parte de equipos multidisciplinares que suelen estar conformados por médicos, químicos y bioquímicos, físicos, ingenieros, farmacéuticos, biólogos, etc.

Además se requiere el uso de unos instrumentos tecnológicos avanzados y precisos tanto para su estudio, como para su desarrollo.

Esta es una forma de ver que aunque la nanotecnología es una ciencia muy esperanzadora, aún necesita mucha investigación y está investigación es bastante compleja. Por consiguiente hay que armarse de paciencia mientras esperamos los grandes avances  que promete está área de I+D+I.

No hay que olvidar que esta clase de procedimientos novedosos aplicados a la salud humana deben pasar por numerosos estudios y pruebas que nos ayuden a estar seguros de su uso tanto por sus beneficios como por la manera de utilizarlos sin riesgo para los pacientes.